Blogia
Juan sin Credo

Verano

Verano

La resaña con seña

Se oye comentar a la gente del lugar que Juan sin Credo ha leído la última novela del premio nóbel de literatura 2003, J.M. Coetzee, Verano, traducida por Jordi Fibla Feito,publicada para España por la editorial Random House Mondadori en abril de 2010.

 

Parece que el narrador alterna entre la primera y la tercera persona. Destaca el formato de la entrevista para obtener las opiniones sobre un Coetzee previo a su fama literaria, sacadas de varias mujeres que le conocieron durante esa época.

 

Parece que el contexto histórico se centra en la década de los setenta, momento en el cual Sudáfrica atravesaba por un periodo de crisis, estando todavía presente la segregación racial motivada por el apogeo del apartheid.

 

Parece que el tiempo interno de la narración varía según la entrevistada o los cuadernos de notas del autor pero ninguno alcanza una franja temporal de más de tres años.

 

Parece que el espacio se ubica en la Ciudad del Cabo, en la vía Tokai o en Wynberg, pero también en las granjas del Karoo y en sus pueblos como Merville.

 

Parece que los personajes principales son Vicent, biógrafo del autor, que selecciona a cinco personajes que conocieron al Premio Nóbel del 2003, durante los setenta y que dan una imagen de Coetzee muy alejada del perfil de intelectual frío que puede interpretarse desde la lectura de sus obras. Las entrevistadas son la Doctora Julia Frank, que mantuvo una relación de adulterio con el novelista, su prima Margot Jonker, que informa al lector sobre una situación pintoresca que tuvo que pasar junto a Coetzee, al quedarse tirados en una carretera secundaria camino de la granja durante la celebración de unas navidades. Otra de las entrevistadas será la madre de una de sus alumnas, Adriana Teixeira Nascimiento, que se formó una idea amarga del narrador. Por último, los compañeros docentes, Shopine Denöel y Martín, ofrecerán, sin embargo, una visión del campo ideólogico del autor, dejando de lado los aspectos humanos presentados por las anteriores entrevistas.

 

Dicen que a Juan sin Credo la lectura de esta novela le ha parecido insuficiente para lanzar una opinión sobre la obra del autor. Dicen que Juan sin Credo piensa que la sociedad sudafricana de esa época tuvo que ser una sociedad enferma y a pesar de su imagen de modernidad que ha podido dar al mundo tras la celebración de unos de los acontecimientos deportivos más importantes del planeta aún se encuentra instalada en los aledaños del tercer mundo donde los blancos todavía gozan de muchos más privilegios que los negros.

(el autor)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres