Blogia
Juan sin Credo

Lo verdadero es un momento de lo falso

Lo verdadero es un momento de lo falso

La resaña con seña

Se oye comentar a la gente del lugar que Juan sin Credo ha leído la última novela de Lucía Etxebarría, Lo verdadero es un momento de lo falso, publicada por el Grupo Santillana en febrero de 2010, bajo uno de sus sellos editoriales, en esta ocasión, la Suma de Letras.

Parece que el narrador está en tercera persona, aunque existen fragmentos en cursiva que están en primera, cuyas voces pertenecen a varios de los personajes que aparecerán durante el transcurso de la novela. El tiempo externo o contexto histórico se centra en la actualidad, aunque no existan marcas temporales precisas; sin embargo ciertos elementos, como el correo electrónico o el teléfono móvil, hacen suponer esa vinculación con la contemporaneidad. Mientras el tiempo interno del relato se centra en las varias entrevistas que establece la narradora con los amigos del difunto, apenas unos meses, pero el tiempo psicológico retrae la acción hasta el inicio de la relación de los tres integrantes del grupo Sex & Love Addicts, así como a la intrahistoria íntima de cada uno de los personajes que va desfilando tras las páginas de la obra. El espacio esta ubicado en su mayoría en Madrid y sus alrededores, aunque también aparezca, fugazmente, Barcelona o Ibiza. En cuanto a los personajes es donde esta novela alcanza su mayor relevancia; paradójicamente el principal, Guy Debord, alias Pumuky está muerto y un sinfín de voces narrativas, entre las que figuran las de sus amigos el Romano o Mario, como también diversos familiares o amantes, irán tejiendo la espesa red de una personalidad totalmente trastornada.

Dicen que a Juan sin Credo esta obra narrativa le ha resultado un trabajo irregular y asimétrico con grandes aciertos narrativos pero en donde sobra abundante material como en el exceso de minuciosidad en la constante exuberancia de los momentos pornográficos, o en la connivencia con el subgénero de la literatura rosa de consultorio sentimental o en la reiteración de la figura de la mujer insatisfecha debido a una relación castrante con su mezquina pareja masculina.

(La autora)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres