Blogia
Juan sin Credo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Seda roja

Seda roja

La resaña con seña

Se oye comentar a la gente del lugar que Juan sin Credo ha leído la penúltima novela -quinta de la serie "INSPECTOR JEFE CHEN CAO"- de Qiu Xiaolong, Seda roja, traducida por Victoria Ordóñez Divi y publicada por Tusquets Editores en junio de 2010.

Parece que el narrador está en la ya clásica tercera persona.

Parece que el contexto histórico se ancla mediada la década de los noventa, aunque aparezcan elementos de las nuevas tecnologías -no tanto ya los móviles sino los ordenadores portátiles- que parecen impensables en la China pre-capitalista de esos años. La acción narrativa también evoca los tiempos convulsos de la Revolución Cultural, germen de muchas cuentas pendientes en la sociedad china, entre ellas la que se relata en la novela.

Parece que el tiempo de la narración se sucede en cinco semanas de invierno, coincidiendo la última noche con la del Dongzhi, en la que, según la tradición china, se les hacen ofrendas a los difuntos.

Parece que el espacio se ubica, con datos muy precisos, en la ciudad de Shanghai, donde predominan tanto los escenarios abiertos -por ejemplo, el Parque del Pueblo, el cementerio de Liany, en el barrio de Hogqiao, o el bosquecillo de los arbustos en el Bund, entre las calles Jiujiang y Zhongshan- como los espacios cerrados -la Biblioteca de Shanghai, entre la calle de Huangpi y Fengyang, o el Mercado del Templo del Dios de la Ciudad Antigua-

Parece que el personaje principal es el que da nombre a la serie el Inspector Jefe Chen Cao, aunque para el caso que ocupa la novela él se encuentra en excedencia cursando un máster sobre literatura clásica china, basado en la deconstrucción del tema amoroso en textos de Guan Daoshen, poetisa del siglo XIII o en relatos populares como el de el artesano Cui y su mujer fantasma Xiuxiu. Sin embargo, visto el cariz que toman los acontecimientos tras la muerte de la compañera Hong, retoma el caso de manera particular y lo resuelve gracias a su capacidad de relación y a sus numerosos contactos.

Parece que otros personajes son el subinspector Yu Guangming y su mujer Peiquin, fieles compañeros de Cao. La amante de Cao, chica K, Nube Blanca, el jefe de la brigada de homicidios Liao Guachang y el secretario del partido Li Guohua. Importante para el desarrollo de la trama será el abogado Jia Ming, víctima psicológica de la Revolución cultural.

Parece que  entre los personajes menores se encuentran el profesor Bian Longua, director del trabajo del doctorado de Chen, y su hija Fengfeng, Seng Wechang, poeta y especialista en la indumentaria china, o Xiong Ming, fotógrafo jubilado, creador de la instantánea de Mei vestida con el qipao rojo, que tanto juego dará a la novela.

Dicen que a Juan sin Credo la lectura de esta novela le ha resultado muy enriquecedora, en cuanto le ha ofrecido un panorama fragmentado para él desconocido sobre la realidad del gran gigante asiático en los últimos cincuenta años, en cambio como novela adscrita al género policíaco no le ha reportado mucho pues la intriga se deshace mucho antes del final y las características de la personalidad del investigador no están nada definidas.

(El autor)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres