Blogia
Juan sin Credo

Si supieras quenunca he estado en Londres volverías de Tokio

Si supieras quenunca he estado en Londres volverías de Tokio

 

La resaña con seña

 

Se oye comentar a la gente del lugar que Juan sin Credo ha leído la primera novela de Maria Sirvent, Si supieras que nunca he estado en Londres volvería a Tokio, publicada por El Aleph Editores, en marzo de 2010.

 

Parece que el narrador está en primera persona, articulado mediante mensajes de correo electrónico con un destinatario concreto, el compositor bohemio que elide cualquier tipo de compromiso amoroso, afincado en Tokio, Jose Ignacio, llamado más comunmente por su hipocorístico Jochi.

 

Parece que el contexto histórico se centra en la más ardiente actualidad, aunque no se precise con algún acontecimiento concreto, pero sí se argüyen diferentes muestras que prueban dicha contemporaneidad como el uso del correo electrónico o el móvil.

 

Parece que el tiempo de la narración transcurre en un periodo de unos pocos meses. En un principio se señala con bastante asiduidad, sin embargo a medida que se desarrolla la acción narrativa termina por perderse el computo exacto.

 

Parece que el espacio se ubica en la ciudad de Madrid y es predominante el empleo de los lugares cerrados, como la oficina o la casa de Tomasa.

 

Parece que la protagonista absoluta se erige en la figura de Ágata Ponce y su universo personal que se convierte en un continuo reproche hacia su ex-novio Jochi. Otros personajes importantes son la transigente Jefa, Margarita Pulido, o el adultero inmaduro, compañero de trabajo de Ágata, Enrique Toral e incluso la sesentona Tomasa, que comparte piso y vida con la protagonista.

 

Dicen que a Juan sin Credo este bautismo literario de María Sirvent le ha parecido poco meritorio a pesar de tener unos grandes padrinos del talle de Brice Echenique o Ray Lóriga. Ese espacio claustrofóbico de la oficina y el formato epistolar del correo electrónico, muy cercano a la género de la confesión, le ha parecido asfixiante y muy monótono. Demasiada introspección para una forma de vida tan mundana en los tiempos que corren.

 

(La autora)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres