Blogia
Juan sin Credo

El programa de mano radical

ProtAgonizo

ProtAgonizo

Dicen que Juan sin Credo piensa asistir a la puesta en escena de ProtAgonizo, escrita, dirigida y representada por la poliédrica actriz Ester Bellver, que será llevada a las tablas de la Sala Triángulo, todos los domingos, desde el próximo 23 de mayo hasta 27 de junio.

 

(ProtAgonizo)

Dicen que la obra plantea el conflicto, cuadro por cuadro, de múltiples episodios, reales o ficticios, de la vida de la actriz, en la que cada uno de nosotros nos podemos reconocer como el único y solitario protagonista.

(ProtAgonizo)

Dicen que se van desgranando, paulatinamente, retazos de su infancia, proyectos inacabados de su adolescencia, fracasos de juventud... hasta recalar en la mediocridad -ya permanente- llegada su etapa de madurez. Insatisfacción constante que se sucede durante toda su trayectoria existencial, marcada con el ácido barniz de la ironía que hace brotar una desgarrada sonrisa, muy necesaria para la supervivencia del individuo en estos tiempos inciertos de abusos constantes y decidida usurpación de los derechos adquiridos de la ciudadanía desde los poderes orgánicos.

(ProtAgonizo)

Dicen que Juan sin Credo le desea únicamente el éxito cosechado tras tres meses largos de permanencia en el cartel de la Sala Montacargas para que se puedan romper, de una vez por todas, las barreras impuestas por la hipocresía del convencionalismo moral que impera en la oración : "Sentimos rechazar tu propuesta por no encajar en nuestra línea".

(ProtAgonizo)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

PRISIONERO EN MAYO

PRISIONERO EN MAYO

Dicen que Juan sin Credo piensa asisitir al estreno de Prisionero en mayo, escrita y dirigida por Juan Manuel Romero para la compañía Vuelta de Tuerca, de jueves a domingo entre el 29 de abril y el 9 de mayo, en el Teatro Lagrada y del 20 al 23 de mayo en la Sala El Montacargas, dentro de la Muestra de Autores Madrileños, aunque ya viera el montaje de la Guindalera en 4 abril del 2009

Dicen que todo aquel ilustrado que se precie de conocer los primeros estadios de la lírica hispánica debe de saberse de memoria los primeros versos del Romance del prisionero, aquellos que comienzan Que por mayo era, por mayo... y que nos hablan sobre la soledad del prisionero cuya única compañía era una avecilla que termina atravesada por la flecha de un ballestero.

(Los actores)

Dicen que es este romance bellísimo de nuestra tradición -donde el tema de la libertad actúa como metáfora central de la composición- el motor de arranque de la dramaturgia poética, repleta de sensibilidad, de nuestro joven, pero avezado, Juan Manuel Romero.

Dicen que después de la elaborada orgía sangrienta, teñida de estética gótica de su último título Bathory y la 613, la Compañía Vuelta de Tuerca cambia radicalmente de registro, aunque sólo sea en las formas, para mostrarnos el pensamiento de Abel, un místico y sentimental recluso, que verá como se transforma su pacífica existencia, hasta llegar a perder la comprensión de su amada, que le visita en alguna ocasión, al tener que convivir con Enric, un afamado y psicótico asesino, encarnación de la figura real de Charles Milles Manson.

(El psicópata)

Dicen que la relación entre los presidiarios se va construyendo desde una grave dificultad inicial hasta una colaboración mutua, a raíz de la escucha magnetofónica de una de las miles correspondencias que recibe Enric. La voz de Eduardo, personaje también bastante trastornado que solicita el apoyo de Enric, cautivará el espíritu solidario de Abel hasta convertirse en esa avecilla que le hace superar el encierro físico que le atormenta.

Dicen que Juan sin Credo piensa encontrarse ante un magnífico texto escénico donde las palabras del autor se convierten en jirones de niebla que salen mutilados por la boca de los actores y el espectador sale preguntándose en qué lugar de su corteza cerebral se ha perdido la pieza del gigantesco rompecabezas ético que plantea Prisionero en mayo.

Teatro Vuelta de Tuerca

(Logotipo de la compañía)

La moza de cántaro

La moza de cántaro

 

Dicen que Juan sin Credo piensa asistir al estreno de La moza de cántaro, escrita por El Fénix de los ingenios, el prolífico Lope de Vega, bajo versión de Rafael Pérez Sierra y dirección de Eduardo Vasco, que será representada en el teatro Pavón de Madrid entre el 9 de abril y el 13 de Junio.

Dicen que el argumento de la obra plantea el conflicto de una dama noble obligada a vengar una afrenta que recibe su anciano padre. Mata en duelo al causante de la deshonra y en su huida se tiene que disfrazar de criada. Siendo aún más preciso, dicha dama, doña María de Guzmán, se transformará en una moza del cántaro, uno de los tipos sociales populares más característicos de la España del XVII.

Dicen que el erudito Menéndez Pelayo clasificó este texto teatral entre las comedias novelescas de enredo. Además, temáticamente, la obra se encuentra en la línea de la tradición de la mujer transgresora con el universo masculino predominante que le rodea, convirtiendo en realidad sus deseos gracias a un denodado tesón y una inquebrantable fe en sí misma. No obstante, el asunto principal de la pieza será el Amor, única fuerza capaz de romper los rígidos convencionalismos sociales existentes en la época.

Dicen que ha escuchado que el montaje va a ser llevado a la escena de la mano de la segunda promoción de la Joven Compañía, proyecto que pretende ser la cantera de intérpretes de la CNTC, y que en su primera estrenó Las bizarrías de Belisa y La noche de San Juan, ambas del mismo Lope. Obras en las que destaca el protagonismo de la joven Eva Rufo, que debutó esta temporada con el “primer equipo” en ¿ De cuándo acá nos vino ?

Dicen que Juan sin Credo desea una fructífera proyección a los veinteañeros Mamen Camacho y Mario Retamar, entre otros actores, en el manejo del verso y el escenario para conseguir el aplauso del público y de la crítica, no sólo en la exigente cancha de Madrid, sino en los escenarios estivales de la Plaza de San Jorge de Cáceres, el Teatro Salón Cervantes de Alcalá, el Teatro Auditorio Municipal de Chinchilla, el Claustro de San Pedro de Olite, la Corrala del Palacio del Caballero de Olmedo y, por supuesto, en el ya clásico Festival de Teatro Clásico de Almagro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Báthory contra la 613

Báthory contra la 613

Dicen que Juan sin Credo piensa asistir a la reposición de Bathory contra la 613,  representada por la Compañía de Teatro Vuelta de Tuerca y dirigida por el propio autor del texto, Juan Manuel Romero Gárriz, en la Casa de Vacas del Retiro, de viernes a domingo a las 19:30, durante todo el mes de marzo. Dicen que el argumento de la obra trata sobre el juicio a la que es sometida la condesa de origen húngaro, Ersevet Bathory, por los asesinatos perpetrados durante finales del siglo XVI, amparándose en el injusto privilegio del que gozaba su clase social.

Dicen que tiene toda la confianza en que tanto Begoña Blanco, -en su papel de Condesa- como Patricia Quero -representando entre otras a la 613- nos harán disfrutar de los placeres de la interpretación dramática sumergiéndonos en un baño de sangre colectivo que nos hace replantearnos la visión ética sobre el sentimiento de culpabilidad ante las atrocidades cometidas por un psicópata.

Dicen que Juan sin Credo desea el mayor éxito posible a esta retocada puesta en escena -donde se han cuidado algunos precisos detalles como, por ejemplo, el del vestuario- tanto o más como el que tuvo la primera vez que la contempló, ya en el lejano enero del 2008, en la extinta Sala Ítaca, de la que aún se conserva un primitivo documento que les mostramos a continuación.

(Cartel del Teatro)

Ante un panorama actual tan heterogéneo en el terreno de la dramaturgia española, donde prima el experimento estéril, vacío de contenido artístico, la obra de Juan Manuel Romero se postula como un soplo de aire fresco dentro del teatro de texto. Báthory contra la 613, obra que se puede encuadrar dentro del género gótico, es un prodigio de conflicto y tensión dramática

 

La figura de la condesa de Báthory se nos presenta con unas características bien definidas, tanto macabras como grotescas o lascivas. Esta representante de la nobleza es un personaje histórico-legendario sobre el que pesa la acusación de haber asesinado, mediante los más variopintos martirios, a 612 víctimas. 

 

(Bathory descansando)

 

A modo de estructura judicial, donde la parte acusadora es la doncella 613, se nos irá desgranando la vida y personalidad de la Sádica que nos hace plantear, a la luz de nuestra contemporaneidad, el alcance real de su culpa.

 

Dos son las actrices que sustentan el peso de la obra; actrices poliédricas que desarrollarán diferentes papeles a medida que el juicio a la Condesa Báthory va incorporando la llamada de diferentes testigos. El papel principal de Ersevet Báthory, interpretado por Begoña Blanco, está desempeñado de una manera soberbia. Tal actriz nos seduce con su puesta en escena, gracias una fuerza arrolladora de sensualidad y presencia dramática. Por otro lado, el papel de la 613, Patricia Quero, sirve de magnífico contrapunto para apoyar la majestuosidad demoníaca que transmite Begoña.

(Patricia Quero)

 

No quería finalizar sin hacer una somera mención al decorado, siniestro, acorde con dicho género gótico -velas, elementos de tortura, ganchos que cuelgan del techo y que sirven como perchas del vestuario-. Del mismo modo, se puede resaltar el empleo de las nuevas tecnologías, en forma de diapositivas, que nos muestran el alcance actual de la leyenda de la condesa Báthory.

 

Es, definitivamente, una interesante puesta en escena que rescata el teatro de texto, tan denostado por nuestra dramaturgia actual, y que se siente como un rayo de esperanza ante tanta extravagancia de vanguardia.

(humano o demonio)

El condenado por desconfiado

El condenado por desconfiado

 

Dicen que Juan sin Credo piensa asistir al nuevo montaje de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, El condenado por desconfiado, atribuido a Tirso de Molina, con versión de Yolanda Pallín y dirección de Carlos Aladro, que será representado en el teatro Pavón de Madrid entre el 5 de febrero y el 4 de abril de 2010.

(Tirso de Molina)

Dicen que el argumento de la obra plantea el problema antitético de la predestinación del hombre frente al libre albedrío. Un gran conflicto que muestra dos concepciones bien distintas de cómo actuar ante las diferentes situaciones que se le presentan al ser humano a lo largo de su existencia.

Dicen que es la primera vez que se incluye este drama dentro del repertorio de la CNTC con un elenco excepcional; pudiéndose destacar dentro del mismo, entre otros, a Daniel Albadalejo, en el papel de Enrico, a Francisco Rojas, en el de Demonio, y a Muriel Sánchez, interpretando el personaje de Celia. Equipo actoral que triunfó, durante la temporada pasada, con la puesta en escena de La Estrella de Sevilla, perteneciente, según algunos investigadores, al dramaturgo Andrés de Claramonte.

(Muriel de Estrella)

Dicen que ha escuchado que las adaptaciones de Yolanda Pallín, autora del estudio sobre la brillante figura cómica de la escena barroca, Juan Rana, -publicada en la colección Biblioteca Temática RESAD por la Editorial Fundamentos- se caracterizan por una tendencia ultra-pop modernizadora que hace temblar los bigotes de los más castizos.

Dicen que Juan sin Credo -dejando de lado las habladurías de la gente- espera una versión del Condenado lejos de cualquier astracanada repleta de despropósitos y desatinos, confiando en que tenga el merecido éxito, tanto de la crítica como del público, no sólo en la siempre difícil plaza de la Capital, sino en los festivales veraniegos de Cáceres, Elche, Niebla, Almagro o Alcalá de Henares.

(Castillo de Niebla)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres