Blogia
Juan sin Credo

Enigma

Enigma

 

La resaña con seña

Se oye comentar a la gente del lugar que Juan sin Credo ha leído la última novela de Antoni Casas Ros, Enigma, traducida del francés por Javier Albiñana, publicada en la Biblioteca Formentor, perteneciente al sello Seix Barral, dependiente de la División Editorial del Grupo Planeta, en marzo del 2010.

 

Parece que la narración está en boca de una polifonía de voces que la dotan de un ritmo vertiginoso pero manejan el mismo registro lingüístico por lo que no tiene variación en el tono. Se utiliza la primera persona y cada una de las intervenciones de los cuatro narradores comienza con su nombre a la cabecera.

 

Parece que el tiempo histórico o tiempo externo se centra en la actualidad, aunque no se precisen fechas concretas. Sin embargo, el empleo de elementos tecnológicos como el I-Pod o el correo electrónico y la aparición en la novela de autores como Enrique Vila-Matas o que se cite al autor Roberto Bolaño como ya fallecido (recuérdese que su muerte data del 2003) permiten anclar la novela en el espectro temporal del ahora.

 

Parece que el tiempo interno o tiempo de la narración transcurre durante un verano y parte del otoño e incluso el invierno. Los hechos ocurren desde que acaban las clases en la universidad y, posteriormente, se mostrará en la novela un dato de la investigación policial acerca de la manipulación de los fatídicos finales, diciendo que tal investigación duró meses.

 

Parece que el espacio principal se ubica en la ciudad de Barcelona; así se sucederán la playa de la Barceloneta, la Plaça del Poeta Boscá o el Carrer de la Atlantida como escenarios principales. Espacios interiores son el apartamento de algunos de los protagonistas, la librería y el Ónix, lugar dedicado al sacrificio. Como espacios secundarios se puede señalar el Palacio de las Letras, donde se encuentra la Asociación de Escritores Catalanes.

 

Los personajes principales son Joaquím, un profesor de la Facultad de Letras, con una fuerte atrofia en una de sus piernas que sufre un fuerte complejo para escribir. Zoe una joven atractiva, alumna de Joaquím, que pretende dedicarse a la escritura. Naoki, una bella japonesa afincada en Barcelona, obsesiva y monomaniaca, con un asesinato a sus espaldas y Ricardo, un poeta en expansión que arrastra un extraño comportamiento al lado de su mentor literario Chucho. Dentro de los personajes secundarios aparecen el Ángel misterioso del Ónix, una muchacha pelirroja pseudoadolescente con dotes de vidente, el impresor Gustavo, la secretaria Lucía y el propio Vila-Matas.

 

Dicen que a Juan sin Credo la lectura de esta novela le ha causado una profunda admiración al observar ese juego pirandelliano de unos personajes en manos de un destino que ellos no pueden controlar.

 

Dicen que también le ha cautivado ese guiño del autor a la metaficción, al incluir en el texto personajes de la realidad y el procedimiento cervantino de mostrarse a sí mismo en la novela, en boca de Vila-Matas, (pg 139-141), así como, también, su obra anterior El teorema de Almodóvar (pg 89) pero que el empleo de los nombres de los personajes en la cabecera de cada párrafo le ha resultado trivial para el elevado grado de culturalismo manejado por Antoni Casas Ros.

(El autor)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres